martes, 8 de abril de 2014

Espíritu familiar


- "Poción de amor" por Evelyn de Morgan; se ve a una familiar de forma felina a sus pies -

Los espíritus familiares aparecen en gran cantidad de relatos y mitologías de todas partes del mundo, aunque las más difundidas son las europeas. Las más antiguas referencias las encontramos en Gran Bretania, Francia, Grecia y el oeste de Europa en general; aunque también hay referencias en la mitología latinoamericana.

En la mitología europea podemos ver varios tipos de familiares; por un lado aquellos que toman forma humana (oeste europeo), por otro los que toman forma animal divino (Gran Bretania - Francia) y finalmente los que adoptan una forma de animal maléfico (Grecia únicamente).

Se trata principalmente de entes mitológicos con poderes mágicos que adoptan la forma de otros seres, más cotidianos, para acompañar a sus amos, generalmente formas animales, aunque se sabe de familiares de forma humana e incluso demoníaca. El gato negro es el familiar más común, representado junto a una bruja como ama, siendo estos los favoritos de la literatura fantástica europea.
Se habla de espíritus "familiares" ya que el dueño del mismo debía enseñar y transmitir el conocimiento sobre su existencia y modo de conservarlo a sus descendientes.

Son seres que obedecen las ordenes y deseos de su amo, luego de realizado el pacto; de este modo se los define como sirvientes o ayudantes, que favorecen la buena fortuna de sus amos con sus poderes. Generalmente no son más astutos o inteligentes que sus amos, aunque se sabe de familiares del tipo feerico (duendes, hadas, etc) que suelen poseer un gran intelecto.
Estas criaturas pueden asistir a sus amos en tareas domesticas y cotidianas, pero también pueden realizar tareas más complejas y espirituales, como maldecir y embrujar peronas. Tambíen sirven de grandes espías, gracias a su habilidad para tomar la forma de un animal domestico, sea un gato, perro, sapo, lechuza o rata. La relación entre los familiares y sus amos es muy estrecha y duradera, siendo considerados grandes aliados y hasta parte de la familia.

En otras narraciones, del tipo bíblico o mitológico, estos seres suelen ser producto de pactos con demonios e incluso con el mismo diablo; en estas mismas historias el familiar suele tener forma demoníaca y aterradora.


Un poco de historia

La mayor parte de las referencia que poseemos sobre estas criaturas nos llega desde los siglos XVI y XVII, puntualmente a partir de la llamada "casería de brujas", donde era muy común relacionar a estas mujeres con espíritus familiares.
El Essex, era el sistema judicial que perseguía y acusaba alas brujas. La caza de Agnes Sampson en 1590, es uno de los casos más recodados, quien fuera acusada de brujería y alta traición por emplear brujería contra el rey Jacobo VI. Segun las declaraciones, Sampson llamaba a sus espíritus familiares para realizar sus oscuros propósitos. Otro juicio famoso del Essex fue el de Hellen Clark en 1645, donde esta mujer fue obligada a decir que el diablo aparecía ante ella con la forma "familiar" de un perro.

Los casos judiciales ingleses muestran una gran relación entre practicar de brujería y las tradiciones indígenas antiguas, donde era común la tradición de los llamados "animales de compañía" o "espíritu guía" generalmente con forma animal.


1 comentario:

Carla Gomez dijo...

Hola

Mi nombre es Carla y soy administradora de www.tarotdester.com. Me ha gustado mucho tu blog. Quisiera intercambiar enlaces. Puedo agregar una reseña de tu blog en mi blog para que así mis visitantes puedan visitarte también.

Tarot del si o no
Si estas interesad@ escribeme a mi email
Carlagomezleon30@gmail.com

Exitos
Carla Gómez